TENDENCIAS

  • > COMPARTIR

Tecnologías que evitan el desperdicio de alimentos. Por Cintia Perazo

2017-11-10

En el mundo se tiran 1,3 mil millones de toneladas de comida. Hoy, varias herramientas tecnológicas ayudan a solucionar este problema. 

Mientras el hambre y la desnutrición son problemas que aquejan a varias ciudades del mundo, en otras se desperdicia gran cantidad de comida.
 
Por cada tres kilos de alimentos producidos, a nivel global, uno termina en la basura. Eso significa que 1,3 mil millones de toneladas de comida se desperdician. Con esa cantidad de alimentos se podrían alimentar a 795 millones de personas que pasan hambre.
 
Este valor cobra dimensión si se tiene en cuenta que la producción de la comida que se tira ocupa cerca de 1,4 mil millones de hectáreas, casi un tercio de toda la tierra cultivada en el mundo.
 
Dentro de la región, específicamente en Brasil, un informe realizado en 2012 reveló que cerca del 30 % de la producción agrícola se desperdiciaba. Y de ellos los alimentos que más suelen tirarse son frutas y vegetal (44%), seguido por las raíces y los tubérculos con un 20%; los cereales con el 19 %; y la leche con el 8 %.
 
Para subsanar este gran problema Intel recopiló varias herramientas tecnológicas que prometen cambiar o, al menos, recuperar parte de ese alimento que se desperdicia para que pueda ser consumido por las personas que lo necesitan.
 
Entre ellas se encuentra la aplicación Too Good To Go, creada en Dinamarca. Ésta permite a los restaurantes vender comida que usualmente tiraría, pero a precios mucho más económicos. Estos alimentos no son las sobras de los comensales, sino los ingredientes que fueron preparados pero que no llegaron a utilizarse en los platos que se sirvieron.
 
Otra herramienta tecnológica destinada a restaurantes es Wise Up On Waste. En este caso la aplicación mide la cantidad de comida que el establecimiento está desperdiciando. En este caso se evidencia el problema y se ofrece alternativas para solucionarlo.
 
Mientras que LeanPath funciona de manera similar. A través de esta aplicación los chefs pueden analizar lo que producen, consumen y desperdician. 
 
¿Y por casa?
Los hogares también desperdician gran cantidad de alimentos. Y en este caso las heladeras inteligentes pueden ser una interesante solución.
 
Hace unos meses Samsung y Bosch presentaron heladeras que se conectan a Internet y tienen cámaras en su interior para que el usuario pueda, remotamente, chequear lo que falta con el objetivo de no realizar compras innecesarias.
 
Aparte del desperdicio que provoca realizar compras innecesarias, en muchos hogares suele cocinarse de más. Para estos casos resulta muy útil Olio. Esta aplicación tiene el objetivo de conectar a consumidores de la misma zona que tienen sobras de comida para donar y compartir con personas que necesiten el alimento.
 
Otra manera donde la tecnología está haciendo su aporte para disminuir el desperdicio de alimentos es a través de las soluciones que aumentan la durabilidad de la comida.
 
Las tecnologías ya están disponibles, ahora lo importante es que comencemos a utilizarlas y aportar, de esta manera, nuestro granito de arena para terminar con el hambre en el mundo. 

  • 10.11.2017
  • Sociedad
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets