TENDENCIAS

  • > COMPARTIR

Los smartphones nuevo centro de batalla para las campañas políticas. Por Cintia Perazo

2017-07-14

Los expertos aseguran que, en las próximas elecciones, los móviles serán una herramienta fundamental para seducir a los indecisos, que representan el 15% de los votantes.
 
 Uno de los grandes desafíos de la campaña electoral es alcanzar al voto volátil, es decir, el de las personas que se deciden pocas horas antes de entrar al cuarto oscuro o, incluso, ahí mismo.
 
Estos electores son fundamentales porque puede llegar a cambiar los resultados de una elección. En la Argentina, por ejemplo, el 15% de los votantes son indecisos y en  muchos casos definen su voto 48 horas antes de los comicios o en el cuarto oscuro.  
 
A esto se suma al segmento de votantes más joven, a quienes no les interesa la política y en general no consumen medios de comunicación tradicionales.
 
Frente a este escenario los smartphones se convierten en un arma que puede ayudar a los candidatos a captar tanto a los electores indecisos como a lo más jóvenes, más aún si se tiene en cuenta que el 70 por ciento de la población argentina es dueña de un dispositivo y que 9 de cada 10 argentinos se conectan a Internet vía celular, según un estudio de IMS realizado en colaboración con Comscore. 
 
“Además los argentinos pasan, en promedio, 85 minutos por día conectados a sus smartphones, mientras que los Millenials están conectados con sus móviles 100 minutos diarios. Esto revela que el tiempo destinado a sus smartphones supera al tiempo que pasan frente al televisor”, destaca el informe.
 
Target preciso
Las nuevas tecnologías móviles permiten encontrar e identificar a los indecisos en los barrios en los que viven y armar campañas hiper personalizadas para impactarlos.  
 
Además, gracias al GPS, la geolocalización permite segmentar no sólo por provincia y ciudad, sino también por comuna y, por ejemplo, por cercanía a carteles de vía pública o a un acto de campaña.
 
En las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos, el marketing móvil y programmatic fueron dos nuevas tácticas incorporadas por los candidatos para alcanzar al votante más joven, para recaudar fondos de pequeños donantes, para generar bases de datos de supporters y para interactuar con sus votantes o potenciales votantes en forma directa, vía WhatsApp o Telegram.
 
“Sin duda, el marketing mobile no soluciona todos los problemas de una campaña ni anula otros medios de comunicación y propaganda más tradicionales, pero como medio agrega posibilidades de contacto y datos hasta ahora no explotadas por los políticos”, sostiene Fernando Ragel, director creativo de Kickads, agencia estratégica mobile .
 
Entre las nuevas posibilidades que ofrecen los móviles Ragel destaca la hiper segmentación. “Se puede crear un mensaje de acuerdo a los intereses de cada persona a través del medio que tiene gran omnipresencia: el celular”, agrega.
 
Según los expertos de Kickads los celulares serán protagonistas de la campaña legislativa nacional a través de videos móviles verticales, notificaciones push y la geolocalización, que permite alcanzar exactamente a los votantes deseados, de las zonas geográficas correspondientes, en tiempo real.
 
“Además, para alcanzar a los votantes de manera más eficiente y personalizada, se va a imponer la nueva forma automatizada de comprar audiencias: programmatic”, agrega el directivo de Kickads.
 
Según los especialistas no pasará mucho tiempo para que la publicidad automatizada se convierta en una parte central de las campañas electorales.
 
“Ya no alcanza con campañas masivas de comunicación en medios tradicionales, las que, además, están fuertemente reguladas por la Ley Electoral, en nuestro país. Hoy hay que ajustar el mix de medios al consumo real de los usuarios”, finaliza Ramiro Delgado, gerente comercial de   Kickads  en Argentina. 

  • 14.07.2017
  • Sociedad
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets