TENDENCIAS

  • > COMPARTIR

Los coletazos de WannaCry

2017-05-19

El ransomware sigue expandiéndose por empresas y países. Los especialistas en seguridad informática advierten que el virus está mutando y haciéndose más peligroso. Además de los primeros países afectados de Europa, África y Oriente Medio, el virus llegó a Latinoamérica y los principales países afectados por Wannacryptos son Argentina, Chile, México, Brasil, Colombia y Ecuador.
 
El ransomware se pudo ver en todo el mundo y, durante todo el fin de semana se han ido compartiendo fotografías de sistemas afectados en máquinas de escritorio, cajeros automáticos, paneles informativos o incluso paneles luminosos colocados en plena calle, según informó la empresa de seguridad ESET. 
 
Respecto al dinero obtenido por los ciberdelincuentes, se analizaron las tres carteras de bitcoin que se pusieron a disposición de los afectados por el ransomware para realizar el pago de los rescates. “A pesar de haber logrado infectar a más de 200.000 sistemas, el lunes los delincuentes habían recaudado poco más de 50.000 dólares. De todas formas, a este monto las víctimas deben sumarle el costo de la pérdida de productividad ocasionada por la infección y el daño a la reputación de la compañía que resulte perjudicada”, aseguran desde ESET.


Nuevas víctimas
Después de Telefónica y los hospitales británicos comenzaron a sumarse nuevas víctimas, entre las que se destacan Hitachi y Nissan Motor Co, quienes reportaron problemas que no habían afectado de forma grave sus operaciones. El mismo lunes se conoció, también, la noticia del robo que habían sufrido por los estudios de Disney. En concreto, unos cibercriminales accedieron al servidor de la productora y robaron des de sus próximos estrenos y, luego, pidieron un rescate multimillonario a cambio de no difundir los archivos por Internet y viralizar las películas antes de su estreno.
 
¿Cómo se evidencia el malware? El software secuestra las computadoras y muestra una ventana roja con el mensaje  “¡Ups, sus archivos han sido cifrados!” A partir de ese momento los delincuentes reclaman dinero en bitcoins, una moneda virtual a cambio de no borrar los archivos. Para contaminar una computadora o dispositivo sólo basta con que una persona haga clic en un archivo adjunto infectado o en un enlace afectado. Al hacerlo todas las computadoras de la red se infectan.
 
Pero no sólo las grandes empresas pueden ser víctimas de este virus, cada vez contamos con más dispositivos conectados Internet en nuestras casas, como las persianas, la calefacción o la iluminación. “Todos esos mini-ordenadores conectados, conocidos como el Internet de las Cosas son una puerta abierta, de par en par, en tu casa para los cibercriminales”, aseguran los especialistas de Panda Security. No obstante, esta misma empresa aclara que las computadoras y los teléfonos móviles continúan siendo los dispositivos más amenazados debido a la información personal y contraseñas que poseen en su interior, que los hace más atrayentes para los delincuentes. 

Aunque muchas compañías tomaron medidas y varios países ya están eliminando este virus, las autoridades chinas afirmaron que el virus estaría mutando, es decir, que la amenaza continua latente para todos los equipos que tengan sistema operativo Windows. Otros expertos, incluso, hablan de dos nuevas variantes el malware Adylkuzz y el ransomware de UIWIX, este último considerado como una variante letal que resulta todavía más peligrosa que la versión original. Desde el equipo de seguridad de Trend Micro alertan de que es mucho más inteligente que su antecesor porque si el troyano detecta que se le está tendiendo una trampa se autodestruye.

  • 19.05.2017
  • Sociedad
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets