TENDENCIAS

  • > COMPARTIR

¿Sos adicto al celular? ¿Al iPod? ¿A Internet? Por Cintia Perazo

2017-09-11

Los expertos dan las claves para poder saber si esta dependencia ya es un problema, y las consecuencias que pueden provocar en tu vida.
 

¿Cuánto tiempo podés estar sin mirar el celular? Si salís de tu casa y te olvidás el teléfono, ¿vólvés? La dependencia constante al móvil tiene nombre: nomofobia (acrónico inglés de no-mobile-phone phobia).
 
Mientras que al uso abusivo de las nuevas tecnologías se la conoce con el nombre de “tecnoadicciones”. Ésta última se refiere al abuso de determinados dispositivos o servicios tecnológicos, que incluyen Internet, teléfonos móviles, videojuegos y televisión.
 
Aunque a muchos usuarios les parezca que pueden controlarla, esta adicción pueden producir graves problemas tanto en la vida profesional como personal.
 
Delgada línea
Los expertos aseguran que como estas nuevas tecnologías son elementos de uso cotidiano, es difícil determinar el límite entre el uso necesario y el adictivo. Pero cualquier inclinación desmedida hacia alguna de estas actividades puede terminar en una adicción, generando dependencia, restando libertad y restringiendo la amplitud de los intereses.
 
“Todas las conductas adictivas están controladas inicialmente por el aspecto placentero de la conducta en sí, pero terminan siendo utilizadas para el alivio de la tensión emocional. Cuando hay una dependencia, los comportamientos adictivos se vuelven automáticos y poco pueden controlarse, convirtiéndose en lo más importante en la vida del individuo, dominando sus pensamientos, sentimientos y voluntad”, aseguran desde INECO. 
 
Ser o no ser
La persona que se vuelve adicta al uso de determinado dispositivo cuando busca la gratificación inmediata sin pensar en las consecuencias negativas a largo plazo.
 
Los especialistas destacan que pueden llegar a sufrir, incluso, síntomas de abstinencia como ansiedad, irritabilidad e inquietud cuando dejan de usar los equipos.
 
Según INECO los principales síntomas para saber si una persona ya es adicta a los celulares o a las nuevas tecnologías son:
 
1) Las personas se priva del sueño. Duermen menos de cinco horas por estar utilizando la tecnología o el celular, a los que dedica un tiempo excesivamente prolongado.
 
2) Se descuida otras actividades importantes, como el contacto con la familia, las relaciones sociales, el estudio, el trabajo o el cuidado de la salud.
 
3) Si recibe quejas en relación al uso de los dispositivos tecnológicos por parte de padres, hermanos, parejas u otros familiares.
 
4) Si piensa en Internet o en el teléfono celular constantemente, incluso cuando no se está conectado o utilizándolo.
 
5) Si se intenta limitar el tiempo de uso de los dispositivos sin conseguirlo.
 
6) Si miente sobre el tiempo real que se esta conectando.
 
“El atractivo de Internet, los juegos en red y el teléfono móvil podrían compararse con las propiedades reforzadoras de las sustancias adictivas”, advierten desde INECO.
 
El atractivo del teléfono móvil es que brinda la posibilidad de estar en contacto permanente, de disfrutar del ocio, de generar seguridad y una sensación de control en padres y parejas.
 
Cada vez son más los casos, de hecho ya existen tratamientos para poder dejar esta adicción.
 
En INECO, por ejemplo, cuentan con un tratamiento interdisciplinario que comprende psicoterapia cognitivo-conductual, terapia ocupacional, rehabilitación cognitiva, terapia recreacional, mindfulness, terapia basada en las artes; grupo de psicoeducación y prevención de recaídas; y grupo de regulación emocional e impulsos.

  • 11.09.2017
  • Sociedad
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets