TENDENCIAS

  • > COMPARTIR

"Amazon es el bien y el mal". Por Marcelo Mosenson

2017-06-29

Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, viene buscando que su empresa sea el supermercado mundial de todos los productos.
 
La semana pasada adquirió Whole Foods Market, una cadena estadounidense de supermercados que vende sólo alimentos naturales y orgánicos, y  por el que pagó 13.700 millones de dólares, en efectivo.
 
A su vez, la empresa desarrolló varios productos tecnológicos: un teléfono celular (que no resultó exitoso) y su parlante inteligente, Echo. Al igual que servicios como Spotify o Pandora, también creo su servicio musical por streaming, Amazon Music Unlimited. Produjo sus propias producciones audiovisuales a través de Amazon Studios mediante las cuales cosechó varios premios Emmy.
 
Por otra parte, la corporación es el segundo vendedor de ropa de USA, según Morgan Stanley.
 
El año pasado su servicio de Prime Video estuvo disponible en doscientos países. Es dueño de Twitch, la plataforma de streaming para juegos de videos en línea. Mientras que en Inglaterra ya ha empleado con éxito drones para realizar parte de sus entregas a domicilio en tiempo record.
 
Su servicio web, Amazon Web services, alimenta a sitios como Airbnb, Netlflix, los libros de Kindle y la tecnología de comando por voz, Alexa.
 
Sumada a su vasta variedad de ofertas, para aquellos que deseen  adquirir el servicio Prime now, los clientes adheridos tienen como beneficio el poder realizar el delivery de algún un restaurante en una hora, un e-book gratis por mes, la posibilidad de ver películas y jugar juegos online sin anuncios, entre muchos beneficios más:  descuentos en pañales, almacenaje de fotos digitales, acceso a audiolibros ilimitado, envío de verduras a domicilio, o una subscripción a HBO en Amazon Fire TV. Y la lista sigue creciendo.
 
Amazon Go es el nuevo emprendimiento de Amazon en el cual los clientes ingresan a un supermercado tradicional donde no existen las colas ni las cajas. Basta con marcar un código al celular al ingresar al local. Luego, cada artículo que uno toma es reconocido por las cámaras dispuestas en el lugar y uno parte con la mercadería sin siquiera haber pasado por algún scanner.
 
Amazon Go

Amazon es a la venta minorista lo que Google a la información, sólo que la plataforma también es una empresa que maneja la de nuestros consumos, ubicación geografíca, perfiles, etc como nadie en el mundo de las ventas ha logrado hacer jamás.

 Luego de haber generado la quiebra de gran cantidad de librerías como por ejemplo, la cadena Borders, Amazon acaba de abrir seis librerías físicas en Estados Unidos. Su diferencial consiste en que en lugar de intentar albergar la mayor cantidad de libros posibles, ofrece los más suceptibles de ser comprados, utilizando la información de su sitio respecto de aquellos títulos que mejor se ubican en sus algoritmos en cuanto a ventas y recomendaciones.
 
De desear comprar un libro no disponible en la tienda, las terminales situadas en los propios locales permiten que cualquiera que se encuentre allí pueda encargar  otros títulos a través del propio sitio web.
 
Dado que Amazon ya conoce de antemano lo que cada comunidad suele consumir, ellos pueden ofrecer distintas selecciones de libros dependiendo de la ubicación geográfíca de cada uno de sus respectivos locales.
 
Amazon viene destruyendo gran cantidad compañías frente a su enorme poderío. Es sin dudas una de las empresas más innovadoras y eficaces del mundo. Su modelo de negocios, su logística, su constante innovación tecnológica, y  su manera de priorizar siempre al cliente hacen de Amazon un empresa única.
 
Cuando pensamos en las ventajas que empresas como Amazon ofrecen al cliente no podemos más que celebrar su existencia. Lo cual conlleva indefectiblemente a que muchas otras menos eficaces quiebren, y que muchos trabajadores pierdan sus empleos.
 
Jeff Bezos no sólo es uno de los hombres más ricos del planeta, sino que también  es considerado el mejor CEO del mundo.
 
El poder de empresas digitales como Amazon, cuya escalabilidad no tiene precedentes en la historia de la humanidad, abre el interrogante a muchas preguntas.
 
Si valoramos la velocidad, el acceso a todo lo que queramos consumir desde cualquier sitio del planeta, y todo esto a precios cada más convenientes, debemos comprender que con cada dólar invertido en su sitio estamos votando por su expansión y poderío ilimitados.
 
El precio que pagamos como civilización por esta posibilidad es la destrucción de viejos modelos de negocios y paradigmas,  y de una forma de vida algo más equitativa.
 
Algunas de las grandes emprendimientos que han cerrado o que están al borde de hacerlo como consecuencia del crecimiento de Amazon son las siguientes: las  enormes cadenas de librerías Borders, la de electrónica, Circuit City y la de música, Tower Records..
 
Amazon sólo controla actualmente el 1% el negocio de alimentos de los Estados Unidos, pero con la reciente adquisición de la cadena Whole Foods el panorama cambia. Amazon es hoy en día el segundo negocio más importante de venta de artículos tecnológicos detrás de Best Buy. Mientras tanto, otras cadenas menos poderosos que Best Buy vienen cayendo.
 
Amazon no tiene inconveniente en sacrificar ganancias con el propósito de ofrecer corpiños a 10 usd y así quitarle territorio a Victoria Secret, quien actualmente es responsable de la venta de dos tercios de la venta de ropa interior femenina de los Estados Unidos. Mismo riesgo corre la cadena de librerías Barnes & Nobles ahora que Amazon suma a su imperio sus tiendas de libros a la calle.
 
Payless shoes, una enorme cadena de venta de calzado quebró en abril de este año al no poder hacer frente al gigante digital.  La lista continúa ampliándose.
 
 
El valor actual de Amazon es de algo más de 430 billones de dólares. Su fundador y CEO, Jeff Bezos, se estima, posee una fortuna de unos 85 billones de dólares, según la revista Forbes.
 
Misma discusión se plantea con compañías tecnológicas como Uber o  Airbnb. La tecnología propone opciones tanto más convenientes desde el punto de vista del consumidor que cualquier discurso en contra de estos nuevos modelos se extinguen como la llama emitida por un fósforo. Se inflama rápidamente, pero decae ante las evidente ventaja de este modelo.
 
Es difícil cuestionar a personas y empresas honestas que deben su fortuna y poderío a su inteligencia, trabajo e innovación. Sin embargo, sospecho que estamos pagando un alto precio por acceder a millones de libros, y realizar una compra que sólo tardará unos minutos en arribar a nuestros hogares al ser despachados por un drone.
 
Solemos intentar encontrar respuestas a partir de preguntas acerca del  porqué y para qué de ciertas acciones. La accesibilidad a casi todo, el confort, y los buenos precios que ofrece la plataforma en línea responde maravillosamente a aquellas preguntas a partir de su indiscutible practicidad.
 
Está en nosotros, ya no sólo como sociedad, sino como civilización en respondernos si todo esto vale la pena.
 

  • 29.06.2017
  • Sociedad
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets