LA VIDA DE LOS OTROS

  • > COMPARTIR

"Vivir flotando"

2016-12-29

Cientos de familias viven flotando sobre el lago Tonlé Sap.

Las casas están suspendidas sobre el agua sin estar amarradas a tierra firme ni costa alguna.

No son barcos: son casas. Están montadas sobre estructuras precarias pero sustentables.

No disponen de electricidad ni agua de red pero tienen cuartos, baños y espacios de estar.

Los niños no juegan en patios sino en improvisados decks que se bambolean al compás de las crecidas.

El espejo de agua más grande de Camboya alberga sobre su superficie viviendas, escuelas centros comunitarios y factorías. También proveedurías y gasolineras.

Pueblos enteros suspendidos sobre la superficie que sube y baja atada del inquieto comportamiento del río Mekong, que periódicamente cambia el curso de su corriente obligando a vivir sobre pontones o palafitos.

En su mayoría, los habitantes de estas comunidades, son vietnamitas, que impedidos de comprar tierras por su condición de extranjeros, instalan su vida diaria sobre las aguas oscuras pero serenas del Tonlé Sap

La tensión entre los camboyanos y sus avasallantes vecinos se siente en la vida diaria del Chong Kneas, el poblado que flota a pocos kilómetros de Siem Reap.

Escuelas separadas en defensa del idioma e identidad que pretenden preservar.
Sitios de encuentro y oración estrictamente distanciados.

Irreconciliables diferencias consolidadas en décadas de enfrentamientos, guerras y penurias varias, que no logran ser saldadas por adversidad que en este contexto los hermana.

A merced de la altura del lago y sus crecidas la vida diaria reconoce rutinas y organización.

Desaparecidas tras el paso devastador de los jemeres rojos a mediados de los setenta, estas comunidades se rearmaron en las últimas décadas recuperando su estructura curiosa y ancestral.

Se trabaja, se estudia, se reza, se ama, se padece y se sueña sin pisar la tierra.

Atados al inestable curso del lago adaptan su supervivencia a los designios de la naturaleza.

Reconocen en este sitio, su lugar en el mundo.

  • 29.12.2016
  • Sociedad
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets