LA VIDA DE LOS OTROS

  • > COMPARTIR

​Los secretos de Hai.

2016-12-22

Hai habla español con soltura y precisión. Reconoce expresiones y acentos y juega con esas palabras de doble intención que suelen motivar sobresalto entre los que hablamos la lengua de Cervantes.

Cada tanto se le escurre un tonito caribeño que delata un pasado rico en experiencias que no conocemos. Sorprende.

Nuestro guía vietnamita en Hanoi luce aplomado.

Mucha historia vivida en vivo, en tiempo real, respaldan esa serena distancia con las que contiene nuestro atropellado desempeño.

Nos sumerge en el vértigo de Hanoi con el aplomo de quien está de regreso de todos los caminos.

De a poco nos vamos enterando.

Sus 27 lo encontraron en La Moneda en el histórico y preciso instante en el que las fuerzas pinochetistas entraron por Allende.

Nos cuenta y sus ojos orientales se rasgan aún más. Sus pupilas se humedecen mientras recuerda su entrañable amistad con Luis Corvalán, el mítico dirigente del comunismo chileno.

De las “ ensangrentadas calles de Santiago” a los túneles de Cu Chi, allá por el 74, donde los invisibles guerrilleros del Vietcong preparaban la caída de Saigón.

Involucrado en el tiempo que le tocó vivir, este veterano corresponsal de la Agencia Vietnamita de Noticias, entra en Managua con el Frente Sandinista de Liberación.

Corre el 79 y fuertes vientos a favor de la Revolución. 
Daniel Ortega, Sergio Ramírez y Ernesto Cardenal sus interlocutores de aquellos años turbulentos. Ya tenía mucho por aportar a los recién llegados al poder.

Mientras rodamos en tuk tuk por las afiebradas calles de Hanoi, Hai nos hace pasar la historia.

De las leyendas del pasado en el Templo de la Literatura a los detalles de la ruta de suministros de Ho Chi Minh. De las guerrillas latinoamericanas a la resistencia de su pueblo en los arrozales.

Testigo privilegiado de su tiempo, periodista, traductor oficial del gobierno vietnamita y quién sabe que, Hai nos lleva y nos trae por el túnel del tiempo mientras nos cuenta el presente de su Vietnam natal.

De sus durísimo años de instrucción en la KGB, en la entonces URSS poco para agregar.

Mucho menos aún de las más recientes conversaciones entre los jefes de estado que le tocó traducir en sus frecuentes viajes a Cuba y otros países de la región.

Hai nunca escribirá un libro. No puede.
La imprescindible discreción que le impone su oficio se lo impide.

  • 22.12.2016
  • Sociedad
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets