DUDAS Y CERTEZAS

  • > COMPARTIR

Fallida estrategia win win.

2017-07-29

Todos apostaron al win win pero perdieron. De Vido zafó pero le llenaron la cara de dedos.
Arrastrado por el fango, salvó la ropa pero no el honor. Nadie, absolutamente nadie, puso las manos en el fuego por él. Le tiraron el salvavidas del voto militante y a remarla. Todos alegaron razones que exceden su caso para rechazar la expulsión.

CFK se atrincheró en un helado silencio mientras su ex hombre fuerte era vapuleado a destajo. El respondió con el desdoroso argumento de la obediencia debida. Entre el remedio y la enfermedad.

Tampoco Cambiemos retiró una moneda de la apuesta. La ampulosa teatralidad de Lilita describió de manera efectista y magistral un estado de cosas horrendo que nada ni nadie logra enmendar. Tras dieciocho meses en el poder lo actuado en materia de justicia no parece estar encaminado  de manera firme  hacia un destino cierto. Lo que se percibe es  un tire y afloje permanente con los miedos, intereses y prebendas de la familia judicial. Un clásico.

El debate dejó expuesta de manera descarnada la complicidad corporativa con los desechos que genera la corrupción pero también la impotencia de las instituciones para cerrarle el paso a los delincuentes del poder.
Pura pérdida.

Los gobernadores  volvieron a mostrar la hilacha. Luego de tres semestres de “relación cuasi convivencial” y buenas maneras tiraron  por la borda todo lo actuado para salvar la ropa sucia que pretenden quede encanastada.

Solo los legisladores que responden a los jefes provinciales peronistas de  Salta, Chubut y Córdoba sumaron todos sus votos para la  fallida expulsión. La recalentada sesión produjo una nueva grieta en el frente de la pretendida Liga de Gobernadores del PJ. Algunos por afinidad kirchnerista y otros por tardía gratitud para con  el Rey Mago de la obra pública, se alinearon  en defensa del multi procesado De Vido. Todos salieron chamuscados.

No se trataba sólo de evitar un precedente que dejaría  en las puertas del abismo a la Jefa K. El ex ministro sabe muchos de todos y todas.  Las cuentas con las que amenazó son doce años de memoria acumulada de negocios, transacciones, licitaciones amañadas y componendas de todo tipo y color. En la bolsa caen intendentes, referentes políticos, sindicales, hombres de negocios y también gobernadores.

La filtración de un chat interno del bloque del espacio massista, el primer contrapunto de la sesión, solo logró acumular descrédito: “¿Cómo hacemos, ya que no vamos a ganar la votación para quedarnos y sacar rédito político de esta sesión? “se preguntaba inquieto su redactor.
Graciela Camaño  contraatacó con munición gruesa. Tras denunciar el hackeo a su celular le contestó a la denunciante Silvia Lospennatto: “Le recuerdo que su presidente ( por Mauricio Macri) juró procesado por espía, y lo recuerdo porque veo que Ud espía chats y además miente”.
Todo mal. A esta altura ya estaba claro que los números no daban y que la calle estaba más pendiente del comportamiento del dólar que del futuro de Julio De Vido.  Una pena.

La dolorosa constatación de que no hay que esperar votos desde estos ejes precipitó un cambio de estrategia de campaña para el oficialismo.

La mirada de que el resultado de las PASO es irrelevante y que lo que cuenta es octubre, una fecha electoral  en la que desde una  esperanzada mirada oficialismo los planetas se alinearán para arrastrar los votos del miedo hacia la propuesta del cambio, se diluyó frente a lo evidente.

La semana concluyó con el convencimiento de que hay que adelantar el “voto útil”. Los números muestran a CFK arriba de Cambiemos en la provincia y la abulia del votante promedio solo augura una ventaja para aquellos que movilicen, o sea los fervorosos seguidores  de la Unidad Ciudadana.

Si Cristina se impone en agosto, las cosas se complicarán mucho para octubre. Este parece ser hoy el nuevo  convencimiento PRO.

Nada garantiza que el miedo a una “ la vuelta al pasado K”  genere en el votante más temor que la pérdida del empleo o el desmadre de la economía.  Eso sin sumar la nefasta señal que supondría el fantasma de un eventual regreso  de CFK para empresarios e inversores.

A catorce días de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias  se impone un volantazo en la estrategia del oficialismo.

  • 29.07.2017
  • Política
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets