DUDAS Y CERTEZAS

  • > COMPARTIR

Cristina en la isla de Fidel.

2019-03-16

Las chances electorales de Mauricio Macri no están solo atadas al dólar o a la inflación y las consecuentes penurias que el alza de precio de los productos básicos produce en los argentinos. La eventual decisión de CFK de bajarse es la variable más extrema que sus estrategas de campaña pueden verse llamados a superar.

Esa posibilidad, que muy pocos consideraban hasta hace unas horas, deviene verosímil tras el elaborado video que la ex Presidente posteó en las redes atribuyendo los devastadores daños en la salud de su hija a las ”maléficas” maquinaciones judiciales de las que se considera objeto y víctima.

Es la mismísima CFK quien ubica la presentación del parte médico de su hija en un plano de persecución político - judicial.

La cuidada pieza digital, dramáticamente musicalizada en la que comunica su viaje a la isla caribeña, está lejos de ser un video casero. En la puesta el tono político se superpone dominante y sofoca la voz quebrada de la madre angustiada. Cristina señala, denuncia, acusa, endilga a Bonadío y sus pares los padecimientos de sus vástagos.

No hay razones para suponer que el informe médico falsee o exagere la realidad. La perspectiva de ir a dar con la humanidad a una cárcel es motivo de stress suficiente como para enfermar a cualquiera. No hay por qué dudar. Y menos tratándose de la hija de los presidentes, a la que nunca se vio plantada sobre la escarpada escena de la política.

Otro tema es la decisión de volver a Cuba, de no encarar un tratamiento en tiempo y forma de una dolencia diagnosticada en el mes de agosto pasado y de dejarse atrapar por un agravamiento de su enfermedad en el país caribeño.

Florencia Kirchner no tiene fueros. Cuba no tiene convenio de extradición. Tratamiento médico y resguardo judicial. Nadie había siquiera fantaseado con una hipótesis tan redonda.

En las sobremesas del poder no se habla de otra cosa: ¿quién ganará las elecciones? ¿quién gobernará el país a partir del 10 de diciembre? En la arena movediza de las especulaciones comiciales, todos mueven las fichas fantaseando escenarios.

“El que primero se baja, gana”, sostienen los de pensamiento más profundo y elaborado. Son los que no descartan que en las vísperas de junio un Mauricio Macri agobiado por el peso de la dificultad, ceda el paso a María Eugenia Vidal permitiendo capitalizar esa imagen que todavía resiste la debacle. No lo imaginan un trámite sencillo sino más bien un último y desesperado recurso terapéutico; un trasplante de órgano, una operación a corazón abierto. Una jugada al todo o nada.

Frente a un Presidente abroquelado, tomando decisiones en una mesa cada día más chica y cerrada, y Cambiemos, la coalición de gobierno, desmigajándose en tensiones internas que debilitan la figura presidencial, la idea de Macri dando un paso al costado está en el análisis de los que, desde adentro, ve el rumbo oficialismo con creciente angustia y preocupación.

La irrupción de Cristina videasta acelera los tiempos. ¿Qué está queriendo decir con su elaborada presentación? ¿Y si arropada por sus prioridades de madre decide quedarse con Florencia?. Y ...¿si “pide gancho” desde La Habana y cambia un frágil pacto de impunidad con el peronismo por el cálido refugio en la isla de Fidel?

No estaba en el libreto de nadie esta desafiante fantasía ahora definitivamente instalada.

¿Podría considerarse una defección, un arrugue, una conducta de desprecio institucional, ponerse a salvo de la justicia, a la que públicamente se desconoce y a cuyos jueces y fiscales que se asimila a una banda delincuencial, con una asociación ilícita para perseguir a la familia de dos ex presidentes? Una cosa es salir de escena, resignar una candidatura y desaparecer para eludir el cerco judicial, y otra muy diferente ponerse a salvo de los requerimientos con la sacrosanta excusa del débito maternal.

Eduardo Valdez aporta a la escena con sus diligentes declaraciones, “No la vi bien a Cristina y se lo dije: es la primera vez que la veo golpeada (...) Sabía que estaba mal Florencia pero no sabía que era tan grave”. Según el ex Embajador Argentino ante la Santa Sede la situación procesal de la hija del matrimonio Kirchner desencadenó en ella un cuadro de anorexia y ataques de pánico frente a la posibilidad de quedar detenida.

La dramática pieza argumental llegó sobre el final de una semana intensa en la que no faltó nada. Sobre el filo de la noche del jueves hasta Daniel Scioli, eufórico, lanzó su precandidatura presidencial. En el peronismo nadie parece tomarse esto demasiado en serio, un hecho irrelevante según algunos.

La candidatura que sí viene ganando cuerpo y concentra toda la expectativa es la de Roberto Lavagna. Los que lo tienen cerca y lo quieren jugando, aseguran que se fortalece en su convicción de presentar batalla. El acompañamiento de los espacios económicos y empresariales lo retempla. El martes se reunió con representantes de 40 sindicatos, un encuentro que no hizo tanto ruido como el almuerzo con Marcelo Tinelli pero que pesa a la hora de sus decisiones.

No hay fotos del encuentro entre el conductor de Bolívar y el ex Ministro de Economía. Tampoco hizo falta. Marcelo salió a elogiar: “puede ser un gran candidato a presidente” (...) Massa me gusta también. Cambiemos también tiene buenos candidatos. En la medida que no salgamos de la grieta, Macri y Cristina están complicado”. El viernes anterior los había masacrado tras presentarlos como cara y contracara de una misma moneda. Se metió solito en el barro de la política y ya una patota digital de Cambiemos empezó a devolverle atenciones dedicándole una producción multimedia en la que lo pegan a Cristóbal López y su inefable socio Fabián de Souza. Para que se vaya preparando. Nada es gratis en los tiempos que corren.

Hay quienes ya lo ven a Tinelli como un posible candidato a Gobernador de la Provincia, un territorio complejo para Alternativa Federal. Dicen que se lo ve conectado y comprometido y que ya está recorriendo pueblos del interior. El próximo jueves podría reunirse con Miguel Ángel Pichetto para retomar la conversación. No hablarán de la grilla del Bailando, claro. Su paso por el sensible distrito de La Matanza dejó tela para cortar. Temas sobran.

Otra entrega apasionante es la que tiene que ver con las peripecias del ahora detenido Marcelo D' Alessio. El Juez Ramos Padilla, que entiende en la apasionante causa del espía cuentapropista, deberá presentarse ante la Comisión de Inteligencia del Senado de la Nación. Para entonces los legisladores ya conocerán en detalle el jugoso contenido de las cuatro carpetas incautadas en la casa de D Alessio en la que se acopian datos de la vida pública y privada de Alejandro Fantino, Romina Manguel, Natacha Jaitt y del ex despachante de aduana Gabriel Traficante a quien, el falso abogado y espía a tiempo completo intentó extorsionar. También habrán accedido a las escuchas que contienen la conversación de la diputada Paula Oliveto ( Coalición Cívica- ARI) con el susodicho.

La comparecencia del juez Ramos Padilla en la Comisión será a puertas cerradas y no debería filtrarse nada de lo que allí se converse. No se descarta que puedan presentarse nuevas denuncias en base a lo recogido.

Otro que será llamado en breve por la comisión es el Jefe de Inteligencia Gustavo Arribas. Se espera saber si la AFI tiene información acerca de si en el país están operando grupos paralelos de inteligencia que, merodeando en la periferia del poder, realizan seguimientos y operaciones contra jueces, fiscales, periodistas y dirigentes políticos. Los miembros de la Bicameral sostienen que es responsabilidad de Gobierno resguardar la libertad ambulatoria y privacidad de los ciudadanos de estas prácticas oscuras y persecutorias.


A la hora del cuarto oscuro, puede que “heladera mate a cuadernos”, pero en el entretanto y, en lo que a intrigas palaciegas se refiere, las malhadadas anotaciones del remisero siguen generando sobresalto y jugosas oportunidades para los operadores freelance que vagan en el inframundo de Comodoro Py.

  • 16.03.2019
  • Sociedad - Política
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets