DUDAS Y CERTEZAS

  • > COMPARTIR

Barquinazos en la avenida del medio.

2019-04-06

Massa pide PASO. Quiere llegar o llegar. Lo suyo es explícito. Solo los votos pueden sacarlo de ese objetivo. Eso dijo.

El líder del Frente Renovador presentó en sociedad sus “compromisos” de campaña. Una enumeración de metas y valores con los que es imposible no coincidir cualquiera sea el espacio político desde el cual se mire.

En la embestida, descargó un camión de escombros sobre lo que va quedando del gobierno de Macri. Demoledor, convocó a desalojarlo del poder. Cuidadoso de no agrietar por izquierda, no habló de CFK ni una palabra. Al menos no se refirió a ella en el discurso de una hora y minutos en el que presentó implacable su candidatura. El operativo seducción está en marcha.

“Estamos en proyectos diferentes”, se apuró en aclarar Lavagna.

Empeñado en un armado más amplio que incluya a los socialistas de Lifschitz, el GEN de Margarita Stolbizer, los desagregados del radicalismo y desde ya a buena parte del peronismo, salió a desmarcarse de la avasallante impronta massista. La imagen de su hijo Marco, varias veces “ponchado” durante la transmisión televisiva, mientras el líder del Frente Renovador lo desafiaba a medirse en internas, debe haberle metido ruido al ex Ministro de Economía. La respuesta fue contundente y definitiva.

Los que rodean a Lavagna, los del núcleo más íntimo, salieron a bajarle el precio a la disputa de la semana. Prefieren no hablar de ruptura sino de “chisporroteos” de campaña en un escenario todavía incierto, pero quedó claro que si alguna afinidad había entre ellos, de esa química ya no queda nada. La relación está claramente resentida.

Comentarios desdorosos relacionados con la edad y estética de Lavagna fueron sumando combustión en una caldera que tarde o temprano iba a explotar.

Lavagna busca consensos que sostengan su postulación sin competir y Massa apuntala la candidatura dispuesto a confrontar en una interna. Por ahí pasan las diferencias. 
Los contactos, sutiles pero precisos de Massa con referentes K, acumulan tensión y desconfianza. Nada que vaya a saldarse en las pocas semanas que separan del tiempo de las definiciones.

La respuesta de Massa al ex Ministro de Economía vino de la mano de Tinelli. En modo de política-selfie se dejaron ver amasando pizza en una escuela de oficios de San Fernando.

Marcelo se junta con unos y con otros, en reuniones y recorridas y ya son varios los que lo sueñan candidato. Toda una definición cuando ya se coincide en que Alternativa Federal debe presentar una sola opción para la Gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Mientras Massa está en un armado que atraiga a sectores del kirchnerismo, las expectativas de Lavagna pasan por sumar el apoyo de los gobernadores del peronismo. En orden a acopiar densidad lanza Consenso 19. Lo que pretende gestar desborda la propuesta de Alternativa Federal, en la que están jugando Miguel Angel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa. Vienen meses clave. Las definiciones no pueden pasar de la última quincena de Mayo.

Si el tercio del medio lograra articular en torno a un candidato competitivo, está todavía por verse. Los hechos de esta semana no permiten alentar esa perspectiva. Lo de Massa no parece una mera estrategia de posicionamiento interno. Los que lo miran con recelo desde el propio espacio sostienen que dispone de infraestructura y recursos económicos como para presentar batalla hasta el final y que en ningún caso se va a bajar.

Para Macri, entretanto, no hay “plan V”. María Eugenia es tan buena que todos la quieren pero se queda en la provincia.

Mauricio no se baja: “no está en sus planes”, recitan con devoción en las filas ultra oficialistas. En relación a lo electoral apuestan al “cuanto peor mejor”. Puestos a especular con los números eligen bambolearse en una cornisa: “Si CFK nos saca cinco puntos en agosto y sale primera en octubre, igual le ganamos en el balotaje”. Están convencidos en que finalmente “el espanto es más fuerte”. En el peor de los escenarios se tienen fe. ¿Negación u optimismo muy PRO? En este análisis nadie parece reparar en los tremendos riesgos que la incertidumbre política propina a la economía. Entre ahorristas e inversores es el miedo es todo menos tonto.

La posibilidad de que Cristina se baje no está en los radares de nadie. Con Florencia bajo resguardo en la isla de Fidel - todos aseguran que no vuelve - la más apremiante de las preocupaciones de la ex Presidente se aplacó. Liberada del peso de la angustia de madre, la ven abriendo el paso a su participación en la contienda. De todos modos su silencio y falta de definiciones tienen en vilo a propios y extraños.

Cómo todo tiene que ver con todo, la fractura expuesta entre Massa y Lavagna precipitó en las últimas horas un acercamiento del núcleo PRO con los radicales. Hay que evitar fugas de Cambiemos. La idea de un vice radical no parece alcanzar para contener a los más rebeldes de ese partido. Ricardito Alfonsín ya echó mano a la ironía: “ El problema no es Michetti” .

En este contexto, Federico Storani, le hizo un guiño a ex ministro de Economía. “Si el Gobierno no cambia de rumbo, es preferible Lavagna. Nada parece indicar que vayan a arreglarlos con un carguito.

Dónde sí se obtuvo quórum con el concurso de todos los sectores de la oposición, incluido el bloque de Evolución Radical de Lousteau, fue en Diputados. En la caliente sesión de este jueves se discutió durante seis horas pero no se pudo aprobar nada. El oficialismo trabajó para que no llegaran a la mayoría especial que demandaban los proyectos más urgentes. Graciela Camaño, explotó a su modo: “No podemos seguir cobrando estas sumas de dinero mientras no hacemos un carajo”. Daniel Lipovetsky le devolvió la estocada: “Está en su derecho a donar su sueldo”.

Tampoco resultó productiva la reunión de la Comisión Bicameral de Inteligencia. Si bien el encuentro fue a puertas cerradas trascendió que el clima muy tenso. El más agresivo fue el diputado Leopoldo Moreau, a quién, algunos de sus pares atribuye haber malogrado los resultados del encuentro por su exorbitante desempeño. No se logró comprobar ninguna responsabilidad de la AFI en los desaguisados del pretendido espía y falso abogado Marcelo D Alessio pero a los miembros de la Comisión tampoco les queda claro cómo desde la Agencia oficial de Inteligencia nadie detectó a tan oscuro personaje que se presentaba como agente de la DEA y se manejaba con soltura por juzgados y despachos, disponiendo de información mas que sensible , mientras circulaba por la calles en autos con sirenas y balizas y convenientemente armado.

D Alessio se fue para adentro arrastrando a varios. Entre otros dejó en una posición absolutamente incómoda al fiscal Carlos Stornelli, pieza absolutamente clave en la causa de los cuadernos. El asunto preocupa porque desnuda una red de espionaje paralela con capacidad embarrar la cancha y cargar de elementos tóxicos la carrera electoral.

En este contexto la apuesta de todos sigue siendo a un escenario de tres tercios. Un peronismo no K dividido no le suma a nadie. La fragmentación del voto opositor termina profundizando la grieta.

La oposición no está solo en los intrincados pasillos de la especulación política. Este jueves el malestar general ganó la calle. Organizaciones políticas, sindicales y sociales ocuparon el espacio público para pedir por un cambio en la política económica. La paciencia de las mayorías se empieza a agotar.

  • 06.04.2019
  • Sociedad - Política
  • > COMPARTIR

Últimos Tweets