• 7x24
    Porque todo está cambiando y muy rápido.
    Porque hay nuevas maneras de contar y de decir.
    Porque la línea que separa lo público de
    lo privado es cada día más difusa
    y las ideas y emociones corren vertiginosas
    dando sentido e intensidad a nuestras
    vidas.
    Image 1

Notas

Ginés no es Santa Claus.

Si esperabas que Ginés bajara de las heladas estaciones boreales con la preciada vacuna en tiempo y forma, olvidate.

El cartero llama dos veces.

Cristina está enojada. Quiere impunidad y no la está obteniendo.

Él propone, ella dispone.

La relación entre el Presidente y su Vice atraviesa el peor de los momentos.

Todo salió mal.

El mítico ángel de Villa Fiorito, nos deja y ni siquiera logramos despedirlo en paz.

Mucha gente enojada.

Frustración, contrariedad y encono aparecen como sentimientos dominantes en las destempladas últimas semanas del 2020.

Que el ajuste no se note.

El desafío obliga a verdaderos esfuerzos dialécticos. Es tiempo de eufemismos.

La grieta no es un invento argentino.

Trabajar en la búsqueda de acuerdos políticos sobre cuestiones básicas es urgente para salir de este escenario de devastación.

El Presidente tiene quien le escriba.

Su mentora le baja una advertencia cuando ya todo huele a tsunami.

Mucha gente preocupada.

Los empresarios centran sus desventuras en la caída de las tres C. Credibilidad, Confianza y Concertación.

En el fondo del pozo.

Los mercados están como locos. El dólar, en sus distintas versiones, trepa espasmódico.

El infierno más temido.

La idea de que este estado de cosas devenga crónico espanta a muchos.

La devaluación de la confianza.

La proclamada intención de Alberto Fernández de administrar las tensiones internas, no solo no le está resultando posible sino que el permanente ruido interno se traduce en confusión, desconfianza y parálisis.

La culpa es del otro.

Siempre hay un otro que tiene la culpa. Solo se trata de encontrar a quien hacer responsable de todo lo que nos pasa. Esto está sellado a fuego en el catecismo K.

La grieta interior.

El Presidente aparece enredado en su confuso laberinto discursivo.

Se acabó el amor.

Alberto Fernández definió de un solo tajo el perfil de su gestión.

"Mi pie izquierdo"

El 27 de diciembre de 2008, a solo dos horas de llegar al Sur en plan de vacaciones me fracturé el tobillo izquierdo.
Fue una lesión severísima.


Dixit


Minibio

-

Un vuelo en imágenes sobre la historia mas o menos reciente.

Últimos Tweets